Mutua Madrileña

  1. INICIO
  2. >
  3. TENDENCIAS
  4. >
  5. El futuro del transporte se llama...

El futuro del transporte se llama Car as a Service

car as a service

Claves del análisis

  • La Gen Z y los Millennials han sido los principales impulsores de los nuevos servicios de movilidad como el Car as a Service (CaaS).
  • El mercado de CaaS generó, en 2019, 3.500 millones de dólares, y se espera que alcance alrededor de los 12.000 millones de dólares a nivel mundial para 2027.

Entre 1950 y 2009 la población que vivía en las grandes ciudades pasó de 732 a 3.400 millones de personas, según datos de las Naciones Unidas. Actualmente, alrededor del 55% de la población mundial vive en grandes ciudades y las Naciones Unidas predice que, para el año 2025 habrá alrededor de 5.000 millones de personas viviendo en ciudades.

Los avances en innovación tecnológica junto al crecimiento de personas que viven y trabajan en las ciudades, y por consecuencia el creciente interés por la sostenibilidad y el medio ambiente, han provocado un cambio bastante importante, en los últimos años, en los servicios de movilidad. Nuevos servicios como la micromovilidad, la movilidad compartida como el carsharing o el ridesharing, la mobility as a service (MaaS), o el car as a service (CaaS), entre otros, han llamado la atención de los usuarios que cada vez más se decantan por utilizar estos servicios en lugar de comprar un vehículo.

Según datos de una encuesta de Statista realizada en febrero de 2021, alrededor del 56% de los encuestados, a nivel mundial, utilizó servicios de ride-hailing, seguido del 38% que utilizaron servicios de ridesharing, y el 31% de carsharing.

Las principales razones que dieron los usuarios encuestados, a nivel global, para utilizar estos nuevos servicios de movilidad fueron:

  • La flexibilidad para ajustar el tipo de vehículo a sus necesidades de movilidad (47%).
  • Las preocupaciones ambientales eran su principal motivo para utilizar estos servicios (36%).
  • El ahorro de costes que experimentan utilizando estos servicios (34%).
  • La posibilidad de seleccionar un vehículo para una ocasión concreta (30%).
  • Por tener acceso exclusivo a aparcamiento (27%).
  • Integración perfecta con los servicios digitales (17%).
  • Flexibilidad geográfica (16%).
  • Una muy buena opción para no tener que comprar un coche (14%).

Estas nuevas formas de movilidad deben verse como una oportunidad, ya que han llegado para quedarse y para transformar especialmente las ciudades y cambiar el futuro del transporte.

CAR AS A SERVICE (CAAS)

Si bien es cierto que estas nuevas formas de movilidad pueden traer muchas oportunidades para los sectores, el sector automovilístico ha sido el que se ha visto especialmente afectado por estos cambios. Según datos de Bloomberg, las ventas de automóviles se están desplomando durante estos últimos años, en 2020 las ventas se redujeron en un 32,3%, y si bien es cierto que el principal motivo de esta caída ha sido la llegada de la COVID-19, la pérdida de interés por parte de los consumidores de tener un vehículo en propiedad también ha sido la causa. De hecho, de acuerdo con los datos de una encuesta realizada por Cox Automotive, el 60% de los encuestados manifiestan que la necesidad de poseer un automóvil en propiedad ha disminuido.

Sin embargo, otras opciones como el renting han estado ganando peso en el mercado, de hecho, según datos de 2020 de la Asociación Española de Renting de Vehículos, el parque de vehículos de renting español ha crecido un 4,46% con respecto al 2019, y el número de clientes un 15,77% también con respecto a los datos de 2019.

Debido a esta nueva realidad ha surgido una nueva modalidad de transporte, ‘Car as a Service (CaaS)’, es decir, el usuario paga una cuota mensual o anual y puede tener acceso a una serie de vehículos que están disponibles cuando él lo necesite. A esta modalidad también se la denomina como ‘Car Subscription Service’ (modelo de suscripción).

Lo que diferencia la modalidad de CaaS de la del renting es que con el renting los clientes están obligados a alquilar los vehículos y a tenerlos bajo su propiedad durante periodos largos de tiempo, sin embargo, CaaS es flexible y se adapta a las necesidades de los clientes en todo momento, pudiendo cambiar o mejorar los vehículos cuando ellos lo necesiten. Es decir, a diferencia del contrato de renting, el de suscripción a un vehículo no ata al cliente al coche durante varios años, además se considera que esta modalidad es más rentable. 

Según datos de Allied Market Research, el mercado de CaaS generó, en 2019, 3.500 millones de dólares, y se espera que alcance alrededor de los 12.000 millones de dólares a nivel mundial para 2027, lo que representa una tasa compuesta anual del 23,1% de 2020 a 2027. Según la consultora, la flexibilidad, la asequibilidad y la conveniencia, junto a los beneficios frente a la opción de renting, es lo que está impulsando esta tendencia.

MILLENNIALS Y GENZ SON LOS MAYORES IMPULSORES DEL CAAS

Como se ha podido ver el deseo de tener un vehículo en propiedad disminuye con el paso de los años, a favor del uso de otras modalidades de transporte que no suponga la adquisición de un vehículo propio y que ayude al mantenimiento del medio ambiente y la sostenibilidad.  

Esta tendencia es especialmente fuerte entre la generación Z, la cual se diferencia de las otras generaciones porque la gran mayoría de ellos no tiene, ni siquiera, el carné de conducir. Por ejemplo, en un estudio de Lang Marketing se descubrió que más del 40% de los estadounidenses de la generación Z de 19 años no tenían carné de conducir, y que el 48% de los jóvenes de 16 a 18 años no conducen en absoluto (10). Estos datos contrastan mucho con los extraídos en 1983, donde según Lang Marketing, más del 86% de los estadounidenses Baby Boomers de 19 años tenían el carné de conducir. 

¿Qué es lo que está provocando este descenso y este desinterés por la propiedad por parte de las generaciones más jóvenes? Para la generación Z un vehículo es un transporte que les lleva de un punto A a un punto B, no han desarrollado ese sentimiento de apreciar o valorar lo que cuesta conseguir y mantener un vehículo en propiedad ya que para ellos no tiene ese valor. Sin embargo, para las generaciones como la de los Baby Boomers la posesión de un vehículo significaba tener un cierto nivel económico, un estatus social que gustaba remarcar, y trabajaban mucho para poder comprarse un coche. Esto ha cambiado con la Generación Z la cual ven el término “propiedad” como un símbolo de atadura y algo innecesario hoy en día debido a las numerosas opciones que existen de transporte alternativo y más sostenible. Además, ésta es una generación muy concienciada con el medio ambiente, que realmente se preocupa por mejorarlo, y para ellos tener un vehículo en propiedad significa contribuir a los problemas de contaminación y empeorar ese medio ambiente que tanto aprecian.   

Por todo esto podemos ver que cada vez más las generaciones más jóvenes como la Gen Z o los Millennials prefieren otras opciones como el renting o la suscripción por encima de la compra de un vehículo. De hecho, según datos de Idoneo, el Marketplace de renting de coches con la mayor oferta del mercado español, alrededor del 33% de los coches que se contratan por renting son firmados por Generación Z o MillennialsSegún la compañía, si bien es cierto que el grueso del renting es contratado por los mayores de 40, debido a que tienen mayores recursos para hacerlo, esta tendencia crece cada vez más entre los más jóvenes. 

Otro estudio realizado por Terránea, antes de la llegada de la pandemia de la COVID-19, decía que hasta un 78% de los jóvenes de entre 18 y 25 años que contrataron un seguro temporal carecía de vehículo propio (11). Este dato deja claro que esta tendencia no viene provocada por la crisis de la COVID-19, si no que viene de más atrás en el tiempo, se empezó a ver con los Millennials y ahora con la Generación Z se está estableciendo mucho más. 

Por lo tanto, la falta de deseo por comprar vehículos, la preocupación por el medio ambiente que crece día tras día entre las generaciones más jóvenes, sumado a que, por ejemplo, en España hay un 40% de paro juvenil, son los principales motivos de que otras modalidades de transporte como el renting o el CaaS sigan creciendo cada vez más con el paso de los años, y se espera que esta tendencia se mantenga al alza en los siguientes. 

CASOS DE ÉXITO

Generalmente el centro del negocio asegurador está en los clientes y en el conocimiento que tienen las aseguradoras de ellos. Conocer bien a los clientes es vital para el crecimiento del sector, y para poder conseguirlo, hoy en día, la mejor forma está en los datos, los cuales permiten conocer nuevos aspectos de los clientes especialmente mediante tecnologías como el Internet de las Cosas y el 5G.

Con estas tecnologías las aseguradoras conocen cuáles son las necesidades de los clientes, sus preferencias, su salud, sus hábitos de conducción, etc., y pueden diseñar productos y servicios a medida, con coberturas ajustadas a sus necesidades específicas.

El IoT unido a las redes 5G pueden ofrecer múltiples oportunidades de negocio para el sector asegurador.

GRUPO MUTUA MADRILEÑA PRESENTA EL RENTING PARA PARTICULARES

Mutua Madrileña ha iniciado una colaboración con ALD para lanzar una oferta de renting para particulares. Este renting se caracteriza por el alquiler de coches durante un tiempo determinado, que se paga mediante una cuota mensual y que incluye una serie de servicios, como por ejemplo:

  • Mantenimiento: revisiones, reparaciones y averías.
  • Sustitución de neumáticos ilimitada por desgaste normal de uso, pinchazos, reventones y rajaduras.
  • Seguro a Todo Riesgo, con o sin franquicia, según la opción que elijas.
  • ITV periódicas.

Los clientes pueden contratar el servicio de manera 100% online, sin papeleos, sin esperas ni colas, y disponer de un Seat Arona con todo el equipamiento.

Con el renting de Mutua el cliente puede ahorrar en costes, ya que no se requiere ningún desembolso inicial, y disfrutar de todos los servicios incluidos: mantenimiento, reparaciones, seguro, asistencia en carretera 24/7 y recursos de multas por vía administrativa. 

  •